viernes, 17 de octubre de 2014

SILLONES




 

Recientemente he plegado una miniatura de sillón de papel para amueblar una casa diminuta de origami. Ya la veréis más adelante, pues está terminada, además entregaré una lupa para que puedan apreciarse bien todos los detalles. Ahora, simplemente, os adelanto la figura del "gran" sillón, tapizado en papel de listas bicolores, y que como veis se mantiene perfectamente sobre la tarima del espacio de un céntimo de euro. Le sobra incluso espacio.







  




Me preocupa, sin embargo, que un día mi pequeño gran sillón, del que tan orgulloso estoy, y en el que espero poder echar grandes cabezadas de reflexión, desde el que pienso ver grandes películas de cine, acabe como el que os muestro a continuación. No me resigno a ello, aunque sé que antes o después ocurrirá, tan cierto como que el Sol, nuestra estrella, se convertirá en el futuro en una enana blanca.







No hay comentarios:

Publicar un comentario