domingo, 15 de mayo de 2011

Convocatoria para la presentación de “Así me pierdo en las ciudades”

Queridos amigos:

 
 

El martes, 24 de mayo de 2011, a las 20.00 horas, tendrá lugar la presentación del libro Así me pierdo en las ciudades, de
Ramón Jiménez Pérez
, publicado por Pigmalión Ediciones, en Ra del Rey, espacio para las artes 
(C/. Reina, 11. 28004 Madrid. Tel.: 91 522 31 20. Metro: Gran Vía).

 
 

 
 

Intervendrán en el acto:

 
 

Carlota Cuesta, pintora y escultora,

Javier Tomeo, escritor y prologuista del libro,

Basilio Rodríguez Cañada, editor y presidente del PEN Club de España,

y
Ramón Jiménez Pérez
, autor del libro.

 
 

 
 

Al final del acto tendrá lugar la actuación de la cantautora Cardigan Bridge, acompañada por el guitarrista Gonzalo Montero.

 
 

Os esperamos.

 
 

 
 

 
 

Pigmalión Edypro

C/. Bravo Murillo, 123 - 3.º Izda.

28020 Madrid

Teléfono: 91 535 41 13 - Fax: 91 535 70 53

Correo electrónico: info@pigmalionedypro.es

 
 

 
 

Ramón Jiménez Pérez (Ávila, 1957) publicó su primera narración breve en 1977 en El Diario de Castilla, y en 1979 y 1982 obtuvo el Premio de cuentos Pluma de Oro de Alcorcón. Tres cuentos suyos figuran en la Antología del cuento español, 1985, de la Society of Spanish and Spanish-American Studies. En 1987 la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León editó su primer libro de relatos cortos, Cuentos estructurados, ganador del V Concurso para Libros de Cuentos "Emilio Hurtado". En octubre de 2010  ganó el concurso de microrrelatos "El cultural.es. Cuenta 140", y en marzo de 2011 el I Premio de microrrelatos temáticos Hipálage.

El arte del origami constituye otro de sus pilares creativos, y ha escrito sobre él y realizado diversas exposiciones.

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, desde 1993 es coordinador de actividades culturales en la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid.

Podrán conocerle mejor a través de su blog: http://enlasciudades.blogspot.com.

 
 

Así me pierdo en las ciudades

Siempre he pensado que quien aspire a ser escritor debe contar con dos cualidades que coincidan y se complementen armoniosamente en su persona: por una parte, vocación suficiente, es decir, la posesión de esa voz misteriosa que nos anima y obliga a seguir un camino. Por otro lado, aptitud suficiente para seguir ese camino con ciertas posibilidades de éxito.

Dos condiciones que, afortunadamente, se dieron  y continúan dándose en Ramón Jiménez.

Desde el año 1977, en el que publicó su primer cuento en el segoviano Diario de Castilla, Ramón ha venido publicando con cierta regularidad. En 1979 y 1982 ganó el premio Pluma de Oro de Alcorcón, y en 1986 el premio Emilio  Hurtado, con Cuentos Estructurados, convocado por la actual Caja España, así como en 1988 fue finalista del prestigioso Premio Herralde, de Anagrama, con la novela  Origami, y en octubre de 2010 ganador  del concurso de microrrelatos Elcultural.es "Cuenta 140" en su Semana II.

Así me pierdo en las ciudades abarca una serie de 27 relatos en los que el lector no sabe qué admirar más, si el ritmo, la agilidad y la precisión de la prosa o el envidiable  sentido del humor del que el autor hace gala en todas y cada una las páginas del libro. Tal vez, en efecto, el humor sea la mejor perspectiva que podemos encontrar en estos tiempos de crisis y confusión para comprender y acceder a un mundo que, paso a paso, estamos  convirtiendo en una dimensión prácticamente inhabitable. Menéndez Pelayo nos enseñó que el verdadero humorismo exige un espíritu poético capaz de elevarse a la libertad y a la filosofía. "Es una de las maneras más altas de considerar el universo", dijo también.

Estamos convencidos de que Así me pierdo en las ciudades va a recibir los parabienes de la crítica más exigente de este país  y que  Ramón Jiménez, fiel a su condición de lletraferit (expresión catalana que podría traducirse al castellano como herido por las letras) continuará obsequiando a sus lectores con nuevas muestras de su talento literario. Demos tiempo al tiempo.

                                                  
 

                                                                                                                                                                                                                       Javier Tomeo