jueves, 22 de noviembre de 2012

FOTOGRAFÍA DE "EL BAILE DEL EMPERATRIZ"



Tanto la fotografía de la cubierta, que colgué en la entrada anterior, como la mía de la solapa, que muestro a continuación, son obra de mi amigo el fotógrafo artístico Plácido L. Rodríguez, que como sabéis hizo también las fotos de la cubierta y solapa de mi libro de relatos cortos Así me pierdo en las ciudades. La figura de los bailarines es un clásico del origami y ya la mostré anteriormente en otra entrada. Se trata de El último vals, del estadounidense -ya fallecido- Neal Elias. Y la plegué yo hace unos 2 ó 3 años. 




CUBIERTA DE "EL BAILE DEL EMPERATRIZ"

Esta es la cubierta del libro. Espero que os guste



CONVOCATORIA PARA LA PRESENTACION DE "EL BAILE DEL EMPERATRIZ"


Nuevamente me tenéis con vosotros para invitaros a la presentación de mi último libro, la novela EL BAILE DEL EMPERATRIZ, sí, habéis leído bien, "del" y no "de la". Algunos de vosotros, de los que tenga la dirección de correo electrónico, volveréis a recibir esta convocatoria próximamente en vuestro buzón personal. Un abrazo.



Queridos amigos:

El próximo martes 11 de diciembre de 2012, a las 19.00 horas, se presenta el libro El baile del emperatriz, de Ramón Jiménez Pérez, publicado por Pigmalión Edypro, en Ámbito Cultural de El Corte Inglés (C./ Serrano 52, 7ª planta. 28001 Madrid. Tel: 91 432 54 90).

Intervendrán en el acto:

Ramón Pernas López, director de Ámbito Cultural y escritor,  
Ramón Irigoyen, escritor,                              
Carlota Cuesta, artista plástica,
Basilio Rodríguez Cañada, editor y escritor,
y Ramón Jiménez Pérez, autor del libro.        

Os esperamos.


Pigmalión Edypro
C/. Bravo Murillo, 123 - 3.º Izda.
28020 Madrid
Teléfono: 91 535 41 13 - Fax: 91 535 70 53
Correo electrónico: info@pigmalionedypro.es  


Ramón Jiménez Pérez (Ávila, 1957) publicó su primera narración breve en 1977 en El Diario de Castilla, y en 1979 y 1982 obtuvo el Premio de cuentos Pluma de Oro de Alcorcón. Tres cuentos suyos figuran en la Antología del cuento español, 1985, de la Society of Spanish and Spanish-American Studies. En 1987 la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León editó su primer libro de relatos cortos, Cuentos estructurados, ganador del V Concurso para Libros de Cuentos «Emilio Hurtado». En octubre de 2010 ganó el concurso de microrrelatos «El cultural.es Cuenta 140», y en marzo de 2011 el I Premio de microrrelatos temáticos Hipálage. En mayo de 2011 Ediciones Pigmalión publicó su libro de relatos Así me pierdo en las ciudades, y en febrero de 2012 apareció, en la misma editorial, una historia suya dentro del libro colectivo titulado Las mejores historias de amor.   
El arte del origami constituye otro de sus pilares creativos, y ha escrito sobre él, pronunciado conferencias y realizado diversas exposiciones.
Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, desde 1993 es coordinador de actividades culturales en la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid.

El baile del (y no de la) emperatriz, es un relato que incorpora a la peripecia narrativa los textos auxiliares de «dedicatoria», «cita» y «contraportada». Con este recurso estilístico añade el autor estos habitualmente venerados fragmentos al resto de los que conforman la confusión de voces que abruman a Babel, el protagonista. Éste, sacudido en el epicentro de su ser por un desamor, inicia una nueva vida en una ciudad desconocida al ritmo del Baile de San Vito.  
La complicidad necesaria es establecida por lo absurdo, irónico o surrealista de algunos pasajes, también desde la poesía, con sus resonancias de pérdida.
Es ésta una historia caleidoscópica con facetas poliédricas iluminadas desde distintas y desproporcionadas ópticas. Un único hilo conductor, finalmente, hilvanará todo el discurso narrativo: la férrea voluntad del personaje principal de sobreponerse a las circunstancias y reconquistarse a sí mismo.
Babel, que a duras penas mantiene el equilibrio sobre la cuerda floja de la locura, que llega a asomarse a los abismos de la incertidumbre sexual, reunirá al cabo sus últimas fuerzas, refundiéndolas como cañones tomados al enemigo.