jueves, 26 de junio de 2014

CONFERENCIA DE ORIGAMI EN BONSAIKIDO Y CLASES

El pasado día 11 de este mes de junio pronuncié una conferencia sobre "EL ARTE DEL ORIGAMI", en BONSAIKIDO, Escuela de Bonsái y Artes Zen, en Madrid (Paseo de la Castellana, 100, Bajo Izquierda). A continuación, los días 18 y 25, di en la misma Escuela unas clases de introducción al origami consistentes básicamente en unos talleres prácticos de plegado de figuras sencillas pero al mismo tiempo útiles y bellas, que seleccioné de entre los modelos que a lo largo de mi experimentación del origami me han parecido más agradecidos y resultones, de esos cuya genialidad reside en el mérito de obtener con pocos pliegues resultados fantásticos. Y así seguiré haciendo en el futuro en los nuevos cursos, pues continuaré enseñando siempre figuras que dejen un poso mágico en quienes se adentren por primera vez en el universo del papel, y aunque no sea por primera vez, pues incluso en mi caso, después de tantos años de plegado de figuras, me sigue subyugando éstas, cuando son buenas, igual que en los viejos tiempos de mi iniciación. De esta forma les animaré a continuar con ilusión su viaje por este nuevo mundo maravilloso que acaban de descubrir, estimularé su aprendizaje y estaré a su lado en todo momento para ayudarles a sortear los escollos que puedan encontrarse en el camino, a fin de evitarles frustraciones innecesarias. 










 

martes, 24 de junio de 2014

MÁS SOBRE EL CAMINO DE SANTIAGO

Queridos amigos: hace unos días estuve de visita en un tramo del Camino de Santiago Francés, concretamente en uno de los más duros, que es el que sube hasta el Cebreiro desde Herrerías. Esta vez hice todos los desplazamientos en coche, desde Madrid. Los asuntos que me llevaban hasta allí tenían que ver, en todo caso, con el Camino de Santiago, concretamente con el albergue levantado en La Faba por una Asociación jacobea alemana, uno de los mejores albergues de todo el recorrido y que da alojamiento al peregrino en una de las zonas más empinadas. En él muchos caminantes descansan antes de afrontar la decisiva etapa que culmina en el Cebreiro tras atravesar la línea divisoria entre Castilla-León y Galicia.
Pues bien, una de las leyendas más conocidas del Camino se llama precisamente "El milagro del Cebreiro", una historia que tiene que ver con un campesino y un cura incrédulo, y que no voy a contar aquí porque prefiero relatar el "milagro" del que fui testigo yo mismo el otro día cuando subí, en esta ocasión en coche, como digo, al Cebreiro. Normalmente, el lugar está parcialmente oculto por la niebla y el frío es intenso, y los peregrinos buscan un caldo caliente en la Taberna Celta o en cualquier otro de los establecimientos que, en la estética de El Señor de los Anillos, restauran las fuerzas de estos hormigueantes viajeros venidos de lejanas tierras. El día de mi presencia allí, el cielo estaba despejado, lucía un sol frío, y se distinguían con nitidez absoluta las distancias más asombrosas, hacia las que el trasiego habitual de peregrinos se encaminaba. Pues bien, cuál no sería mi sorpresa cuando vi enfilar el Camino, a la salida del Cebreiro, a un peregrino solitario en silla de ruedas. Quise hacerle una foto pero me falló la máquina, quizá con razón porque los milagros no deben fotografiarse. Poco después, bajando a La Faba, uno de los hospitaleros alemanes que atendían el albergue, me confirmó que el día anterior había llegado hasta allí ese hombre en la silla de ruedas, al que empujaba en el repecho final otro peregrino. Me dijo también que se trataba de un jugador paralímpico de baloncesto.
Atrapado por la nostalgia de mi propio Camino de Santiago, recordé la vez en que me encontré por los campos de Castilla con tres curiosos peregrinos. Se acababan de apear de un artilugio fabricado especialmente para la ocasión, cuyas fotos, que esta vez sí pude hacer, reproduzco a continuación. Dos de estos hombres sujetaban al tercero, a quien llevaban con sumo cuidado hasta el interior del refugio en el que nos habíamos cobijado otros peregrinos mientras afuera la lluvia arreciaba. La silla del artilugio la ocupaba ese hombre grande, fornido, con aspecto de paralítico cerebral, y por delante uno de sus amigos tiraba de los varales mientras el otro empujaba por detrás. Y así iban recorriendo cientos de kilómetros por caminos empedrados, enlodados, muchas veces incluso impracticables hasta para las personas sanas y en forma. Pero ya lo decía el Circo del Sol en aquella maravillosa frase: "Si no tienes piernas, corre; si no tienes voz, grita; si no tienes esperanza, inventa". Comprended que haya pensado en todo esto a la vista del peregrino parapléjico con el que me encontré en la luminosa mañana del pasado domingo 16 de junio.







   

martes, 3 de junio de 2014

BONSAIKIDO. CONFERENCIA "EL ARTE DEL ORIGAMI"





Amigas y amigos: os facilito en el enlace de abajo los datos de la conferencia de origami que daré, con profusión de imágenes, el próximo miércoles día 11 en BONSAIKIDO. A continuación me trasladaré al Retiro, donde firmaré ejemplares de mis libros Así me pierdo en las ciudades (relatos) y El baile del emperatriz (novela), de 19:00 a 21:30 horas, en la caseta número 197 del Grupo Sial-Pigmalión.



http://www.bonsaikido.com/Conferencia-Origami.html