miércoles, 22 de junio de 2016

CARICATURIZADO POR AURELIO CALDERÓN





En el círculo de amigos artistas en el que me he movido en los últimos años, figuraba Aurelio Calderón. Una vez, Aurelio me regaló un libro sobre los surrealistas y, a la vez que me lo dedicó, hizo el dibujo que os muestro. Esta tarde, al ordenar mi biblioteca, me he encontrado de repente con la indudable caricatura con la que, en su inconfundible estilo, me obsequió su  mirada experta de pintor. No me había fijado antes tan bien como hoy. Es cierto que Aurelio ya ha fallecido, pero al abrir esta página después de tanto tiempo me ha llegado una vaharada de ternura tan grande como el aroma de esos elegantes tilos cuya madera es impenetrable por la carcoma. Los he encontrado este último fin de semana en Portugal, ese entrañable país hermano, ya os mostraré en otra entrada cómo recolecté sus flores.
 
 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario